El Complejo de Eróstrato
complejo de erostrato

Complejo de Eróstrato

Ahora vas y lo cascas, que diría aquel.  Dicen que lo de Eróstrato, alude a la manía que lleva a cometer actos delictivos para conseguir renombre.

Sean o no delictivos, es obvio que, en los tiempos que corren;  la gente busca la admiración y/o aprobación de los demás. Adentrémonos en este concepto, el de un Complejo, de un tal Eróstrato.

Introducción

Los psicólogos (¡ojo!, que soy uno de ellos) hablan del complejo de Eróstrato para referirse a un tipo de personalidad, generalmente de escasa autoestima, con un deseo de fama tan intenso que, quien lo experimenta, es capaz de hacer cualquier cosa con tal de alcanzarla.

Admito que mis apellidos poco tienen que ver con Eros (Dios griego del amor) y tratos… que no voy a tirar de etimología, pero sí de la biografía del susodicho.

Eróstrato fue un pastor de Éfeso (de Cuenca hacia la derecha y más allá del infinito) que se convirtió en incendiario. Nada más y nada menos, que incendió el templo de Artemis en la citada localidad y, todo, por afán de notoriedad.

Llamemos la atención

Si lo que se trata es de ser famoso toca decir ¡barra libre!. Partiendo de ese pastor griego que quemó un templo sagrado para que su nombre se recordase, qué decir de aquellas personas desesperadas por un like… qué narices, un corazón en Facebook (para los antiguos), un corazón/me gusta de Instagram o qué se yo del Tik tok (perdonad, que soy antiguo).

Aquí la clave es vencer la soledad y, tanto más respetado y querido eres, cuantos más likes vieres.

En este sentido, si hay que arriesgar se arriesga. Perdón por el humor negro, pero, entre 2011 y 2017 hubo 259 muertes por culpa de los autorretratos; disculpadme de nuevo, selfies para los eruditos. Más del 70% eran varones y, hete aquí, que cada quien interprete lo que quiera.

Eso sí, la edad media era diez menos que la de la muerte de Cristo (os dejo, nuevamente, interpretar). Por ayudar, la personalidad se genera al final de la adolescencia y/o principios de la etapa adulta y, en muchas ocasiones, intentamos reafirmar nuestra identidad a través de acciones que no son fáciles para otras personas (dicho queda).

Lo cierto es que hemos pasado del histrionismo en forma de llamar la atención con maquillaje, la foto más peligrosa, la vestimenta más raruna, etc.; a la realización de cualquier acto, sea o no perjudicial para uno/a mismo/a, con tal de acumular reacciones en las redes sociales.

Una nueva droga: la famaína

Y es que, no nos engañemos. Mi vida por un like, viva el reconocimientos social, cuantos más “me gustas” más molón eres e, incluso, en el polo opuesto, cuantas más reacciones, aunque sean de enfado, generes; más relevante eres.

De ahí a que no seas importante, a que pasen de ti u otro sinfín de sesgos cognitivos autoinvalidantes (darse caña), no hay mucha distancia.

Cuidado, que quienes buscan la fama, habitualmente requieren presencia de otras figuras de referencia con tal de “salirse con la suya”.

Es por esto que conviene ser cuidadoso con lo que uno desea, anhela, cree o considera, ya que, como el bueno de Eróstrato, corremos el riesgo de “estrellarnos”: En la vida, no está de más compararse, pero sí el que eso determine tu día a día.

La sociedad actual nos ha llevado a la idoneidad de alcanzar la fama y, sin embargo, la fama es muy fácil de obtener, lo difícil es merecerla y/u obtener reconocimiento sincero. La frase no es mía, sino de Albert Camus.

Ya os he dicho que el que suscribe es un poco clásico y piensa en lo que dijo Sócrates, alcanzarás una buena reputación esforzándote en ser lo que quieres parecer… No me digáis que no me he ganado un like.

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.
CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

Solicitar más información

¿Por qué no te callas?

¿Por qué no te callas?

En el día a día tendemos a realizar múltiples lapsus linguales y/o situaciones en las que “metemos la pata” y hablamos o decimos algo que no deseamos. Conozcamos más acerca de qué hay detrás de estas situaciones. Introducción Qué nadie se asuste, no vamos a hacer...

leer más
Primeros pasos en el PIR… ¿por dónde empezar?

Primeros pasos en el PIR… ¿por dónde empezar?

Cuando el material de estudio nos llega a casa es muy frecuente que nos inunden pensamientos de: esto es imposible, no puedo estudiar todo esto, cómo voy a memorizar todo el material… y tras esto nos aborda la eterna cuestión: ¿Por dónde empiezo? No se si la respuesta...

leer más

Categorías

Síguenos en nuestras redes

También te podría interesar
Abrir chat
Hola 👋
Chatea con nosotros.