¿Por qué sabes que me atraes?

¡Te lo diré! 

“Aquello que veo en ti que me hace suponer que te gusto es que muestras los hombros levantados (lo que denota apertura hacia la otra persona), mueves los pies hacia el interior (en ademán de no intimidar a la otra persona y no generar sensación de amenaza), las palmas de tus manos están vueltas hacia arriba (expresa relajación, apertura y accesibilidad, rehuyendo de la defensividad) y tu frente está arqueada (agachando la cabeza y mirando hacia arriba desde debajo de la frente, lo que invita a un acercamiento).

Y para más inri tus pupilas se han dilatado y nuestros cuerpos están alineados (la atracción hace que haya una absoluta alineación de los pies).

Además, cuando estás conmigo sonríes más y miras más a los ojos que de costumbre, te acicalas más (p. e.: mesarse el cabello), tu postura es más erguida, empujas los hombros hacia atrás y el pecho hacia fuera y hablas mucho de ti (lo que haces y lo que tienes).

Por cierto, también me he dado cuenta que aumentas más el contacto físico (es suave y espontáneo, como a modo de casualidad), nuestra conversación fluye y me preguntas por mis aficiones haciendo que el tiempo pase rápido.

Me hace gracia cuando te humedeces los labios y posturalmente resultas mi eco (copia de los movimientos del otro).

Es increíble como nuestros movimientos son acompasados y no individuales, a modo no tanto de una mera imitación sino una sincronía.

Por cierto, he detectado signos de nerviosismo, ya que no parabas de colocarte la ropa o retirar la mirada cuando yo te la devolvía.

Así que, no sé si ahora mismo te atreverías a repetir esa pregunta… Por cierto, la mejor forma que tengo de saber si te atraigo siempre será preguntártelo y con estas claves, amén de tu pregunta inicial, has hecho que me atreva a hacerlo”.

Tipos de atracción

Aunque previamente se ha tratado la atracción desde lo gestual y/o una parte de la comunicación no verbal (proxémica), la psicología social ha estudiado la atracción definiendo diferentes variantes.

En la línea de lo previo, nos centraremos en la atracción aludiendo a una interrelación entre mujeres y hombres, ya que contiene un mayor volumen de investigación.

Siguiendo un orden jerárquico en función de mayor probabilidad de aparición en las relaciones  heterosexuales –en cualquier modalidad-, estos serían diferentes tipos de atracción:

  • Atracción de amistad: es la más habitual y tiene lugar cuando alguien te agrada y disfrutas de su compañía pero sin más pretensión.
  • Atracción física/sexual objetiva: pensar en el atractivo de la otra persona como algo general, pero no sentir la atracción sexual. Influido por la amistad que mitiga su tendencia a la atracción sexual subjetiva.
  • Atracción física/sexual subjetiva: atracción física que deriva en que se quiera hacer al sexo parte de la relación. Tiende a decrecer con el tiempo.
  • Atracción romántica: la otra persona te resulta sexualmente atractiva y consideras el que la amistad pase a ser una relación.

Lo que resulta obvio es que la atracción hace que interesemos y que nos interesen, que busquemos y que nos busquen así como que sintamos y sientan por nosotros.

Conclusión

Decía Flaubert, a modo autobiográfico, que “evito las ocasiones de sufrimiento y las atracciones peligrosas, de las que ya no se vuelve”.

El planteamiento puede parecer imposible a la luz de lo descrito previamente ya que más allá de los elementos que sirven para comprobar si existe atracción, ésta aparece sin que muchas veces podamos darnos cuenta o buscar un porqué.

Al fin y al cabo, “el deseo de lo imposible es la enfermedad de la inteligencia” (T. Browne) y, por más que nos pese, estamos encadenados  a elementos que influyen en nuestro comportamiento y que difícilmente podemos controlar. Sentir atracción, en la complejidad de las relaciones humanas, supone algo tan caleidoscópico que pese a nuestras pretensiones reduccionistas, seguirá siendo un misterio.

Bibliografía

Leathers, D. G., & Eaves, M. H. (2008).  Successful nonverbal communication: principles and applications. Boston, MA: Pearson/Allyn and Bacon.

Link para ampliar información

http://www.huffingtonpost.com/vanessa-van-edwards/the-body-language-of-attraction_b_3673055.htm

https://www.psychologytoday.com/blog/valley-girl-brain/201504/the-four-types-attraction

 

¿Te ha parecido interesante?

¿Quieres que abordemos más temáticas relativas a la psicología social? 

 

 

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.

CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

 

Solicitar más información

 

 

Call Now ButtonLlámanos