Aunque sesgar aluda a cortar o partir algo amén de torcer hacia un lado alguna cosa, lo cierto es que hablaremos de la tendencia humana a simplificar la realidad que nos rodea con mecanismos cognitivos que, precisamente por suponer un atajo, suelen llevarnos a errores.

Conozcamos el concepto de sesgo cognitivo.

 

Los sesgos cognitivos

No es lo mismo segar que sesgar y, en esto de la mente, dejamos de lado nuestras loables intenciones agrícolas y nos sometemos a un sinfín de innumerables sesgos cognitivos.

Un sesgo cognitivo no es más que un atajo mental que en nuestra ontogenia ha mostrado su validez para la toma de decisiones rápida y eficaz.

Pero ¡cuidado!, que no todo es de color de rosa. Lo sesgos (como su propio nombre da a entender) nos pueden llevara errores y, en este mundo dominado por los medios de comunicación y/o las redes sociales, nos pueden alejar de la racionalidad y, de alguna forma, expresar cierta manipulación a la que nos vemos expuestos.

Sesgos y actualidad

La invasión de Ucrania, la aparente “inmortalidad” deportivamente hablando de Nadal, de fútbol prefiero no poner ejemplos apelando a mi perfil (por los colores) atlético y un largo etcétera de ejemplos o situaciones en las que lo que hacemos, es buscar aquello que confirma nuestra creencias (p. ej.: Ucrania es víctima -que no digo que no lo sea-, Nadal es invencible o es injusto que el Atlético no sea campeón de Europa -perdón-). A esto se le llama sesgo confirmatorio… bueno; lo admito, lo del Atleti puede ser un sesgo ilusorio.

Como puede comprobarse, estos heurísticos nos ayudan a situarnos con respecto a todo los que nos rodea y, en el caso de la llamada actualidad, suponen una forma de aproximación a la misma que, por desgracia, suele estar sesgada por aquello en lo que nos fijamos y, a la par, lo que se fomenta que sea objeto de nuestro atención.

Así, huelga decir que, en función de la emisora, canal, programa, etc., que veamos; forjaremos una opinión pero que, a su vez, el fijarse en cualquiera de estos medios viene fijado por nuestros sesgos (el confirmatorio sobre todo). De esta forma, uno se cuestiona hasta que punto somos “pensadores independientes”.

 

Tipos de sesgos

Hay tantos sesgos cognitivos que uno corre el riesgo de aburrir, si bien la mejor forma de exponerlos, a mi humilde entender, es poner ejemplos junto con la denominación de cada uno. Así, algunos creen que pueden predecir de que lado caerá una moneda tras una observación minuciosa (sesgo/falacia del jugador), otros creen que porque una persona que pertenezca a un colectivo sea, por ejemplo, alta… todas las personas de ese colectivo lo serán (sesgo de representatividad).

Hay personas que han jugado toda la vida a la lotería y un triste año les tocó un premio de 50 euros, pues bien, te dirán que la lotería te da dinero (fijación en las frecuencias absolutas). Muy al hilo de estos sesgos, está el del pensamiento mágico, sesgo que nos hace establecer relaciones entre cosas que no existen (p. ej.: hace sol luego hoy será un día bueno para mí).

Para quienes quieran curiosear, se aporta algún nombre más como la atribución flexible (si sale bien es porque yo lo valgo y si sale mal es culpa de los demás), la ilusión de perder por poco (pese a que haya perdido en un juego sé que estoy cerca del objetivo) o el de reducción de la complejidad (aunque tenga que tomar un marrón de decisión acabo considerando que no es para tanto).

 

Conclusión

Podríamos decir que el análisis tendencioso de la realidad que nos aportan los sesgos cognitivos es un mecanismo de adaptación que, en todo caso, puede resultar ciertamente perverso y conducirnos a problemas (p. ej., el juego patológico).

Quizá lo más importante sea ser consciente de cuando establecemos “atajos” para adaptarnos a la realidad y como pueden influirnos equivocadamente en la toma decisiones. Al fin y al cabo, sesgando -ya lo dice el término- tendemos a equivocarnos.

 

 

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.

CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

Solicitar más información

Call Now ButtonLlámanos