Os presentamos a Nerea, una resi de lujo del Hospital Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares. ¿Qué nos contará?

  1. ¿Cuándo sacaste el PIR?

– Me saqué el PIR en el examen de enero del 2018 (convocatoria de 2017). Justo acabo de pasar a R3 =0

  1. ¿Nos recomiendas un libro?

– Me resulta muy difícil recomendar solo un libro… creo que si tuviera que recomendar alguno en relación a la especialidad, recomendaría “Trauma y recuperación” de Judith Herman y “Más allá de Freud”. El primero de ellos me parece un básico para entender cómo lo que les haya ocurrido en la vida a las personas influye en lo que luego expresan mediante la sintomatología de salud mental. El segundo es un libro que he descubierto hace poco que hace un recorrido muy interesante sobre el psicoanálisis, que para mí es una asignatura pendiente.

  1. ¿Qué pequeño placer de la vida te hace más feliz?

– Siempre me ha parecido un gran placer, pero ahora además, con el confinamiento que hemos tenido que vivir, me he dado cuenta de la importancia que tienen pequeños momentos, como el tomar una cerveza con una buena amiga.

  1. ¿Qué es lo que más te ayudó en la preparación del examen?

– Pensar en el futuro y en las ganas y la ilusión que tenía por dedicarme a esta profesión.

  1. Dinos una persona (famosa o no) que te inspire mucho.

– A lo largo de estos años de residencia me he dado cuenta de lo mucho que me inspiran mis compañeros (tanto residentes como adjuntos). Es increíble todo lo que puedo aprender de ellos tanto a nivel profesional como personal.

  1. ¿Cuál era tu asignatura favorita mientras estudiabas?

– Me gustaba mucho estudiar clínica y me gustaba mucho también social, me parecía muy fácil de estudiar.

  1. ¿Y la menos favorita?

– Claramente Estadística jaja

  1. ¿Qué te relaja cuando te dan los nervios?

– Me relaja mucho tumbarme en la cama, con la luz apagada y una bolsita caliente en la tripa y respirar profundamente.

  1. ¿Qué te gusta hacer un día sin planes?

– Lo que más me gusta hacer es escuchar música, sobre todo si se puede bailar. Durante el confinamiento he descubierto también lo placentero de tomar el sol en el jardín sin tener que hacer nada más.

  1. Con lo bueno y con lo malo, ¿volverías a presentarte al examen?

– Claramente SÍ. Recomiendo y recomendaré esta experiencia a todo el mundo. Es duro el estudio y a veces te preguntas por qué continuar con ello, pero luego merece muchísimo la pena. No me considero la misma persona que era cuando estaba estudiando y esto ha sido gracias a la residencia. Es una experiencia que te transforma.

¡Muchísimas gracias! Nos ha encantado. ¡Nos vemos en la próxima!