Experiencia Anahid Iskenderian convocatoria PIR 2022
Anahid iskenderian convocatoria 2022

Anahid Iskenderian puesto 75 convocatoria PIR 2022

Hola!!!  Mi nombre es Anahid y saqué mi plaza en mi cuarta convocatoria.

¡En primer lugar, ánimo!

Si estás leyendo esto es que seguramente buscas motivación o inspiración para estudiar, es normal, yo también tenía estos momentos.

Primera convocatoria

El camino del PIR no es nada fácil, yo empecé este periplo hace 4 años… Mi primera convocatoria fue un absoluto desastre, no sabía dónde me estaba metiendo, qué tenía que estudiar, cuántas horas… y cometí el grave error de pensar que el examen del PIR era como un examen más de la carrera.

El día del examen de mi primera convocatoria salí llorando, sabía que había perdido todo un año adaptándome a esta nueva vida que es el PIR y que no lo había hecho lo mejor que podía, sentí que me fallaba a mí misma.

Con el tiempo entendí que el PIR es un proceso y uno se va adaptando y va aprendiendo de él y de sí misma.

Segunda convocatoria

Mi segunda convocatoria empecé con fuerza y mucho ánimo y fue el famoso año del Belloch, ese año quedé la 1300. Sentí que todo mi esfuerzo había sido en valde, después de haberme dedicado exclusivamente al PIR, estudiar 8h, 9h, 10h…hacer preguntas, simulacros, ni tan solo me acercaba a la plaza.

Me di cuenta que mi método de estudio no estaba siendo el correcto, me había hecho resúmenes de todos los temas y asignaturas, pero no había procesado nada, siempre volvía a los manuales resúmenes de CeDe y tenía duplicada toda la información, con lo que mi memoria visual estaba hecha un lío.

Ese año también me hice muchísimas tarjetas que pensaba que me servirían para tercera vuelta y la verdad es que no. No había fijado toda la información todavía y me parecía incompleta, así que siempre volvía a los resúmenes de Cede, me miraba mis esquemas, mis tarjetas y perdía mucho mi tiempo.

Tercera convocatoria

Mi tercera convocatoria decidí cambiar mi método de estudio, no elaboré ningún material, me dediqué únicamente a leerme y aprenderme los esquemas resúmenes de Cede, nada más. Si necesitaba hacer un esquema para ordenar la información, lo hacía en una libretita que me compre de hojas A5 y super concreto del tema o apartado que me costaba de encajar en la memoria.  Le di 3 vueltas completas a todo el material y todas las asignaturas.

1ª vuelta

En mi primera vuelta me dediqué a leer y subrayar y completar la información con las clases grabadas y algunas diapositivas que veía importantes, también con anotaciones del DSM-5 de los aspectos epidemiológicos de cada trastorno en el caso de clínica, y en tratamientos con las clases y tutorías de Álvaro.

2ª vuelta

En segunda vuelta ya tenía todo el material que debía memorizar y consolidar, así que leía e intentaba retener en mi mente el máximo de información y aquellos temas que se me resistían elaboraba un esquema en sucio sin mirar los apuntes. Las asignaturas como Biología, Estadística y Básica siempre las estudiaba con las clases grabadas, ya sea de primera o segunda vuelta, sentía que de esta manera las entendía mucho mejor.

Miraba el tema de las clases y seguidamente me leía el tema, entra mucho mejor. También usaba las clases para aquellos temas que no me daba tiempo a leerme en las vueltas, por ejemplo, trastornos del lenguaje de infantil, el tema de hormonas de bio, trastornos de conducta de clínica.

Las clases grabadas en mi estudio han sido fundamentales, eran una fuente de motivación, una ayuda al estudio y en mi caso una de mis principales fuentes de estudio, ya que mi memoria auditiva funciona mejor que mi memoria visual.

Importante destacar que las usé también para repasar, es decir, durante la semana estudiaba clínica y dos tardes de la semana miraba las clases de psicología social. Procuraba mirar las clases siempre antes de estudiar la asignatura porque sentía que me era más fácil estudiar después, y así completaba material. Si mientras estudiaba alguna asignatura me aburría o sentía que no entendía algo o quizás la llevaba floja, volvía a mirarme las clases.

En la segunda vuelta también, elaboré una cantidad de post-its infinita, con aspectos muy concretos que debía saberme sí o sí, preguntas que fallaba, preguntas de convocatoria, preguntas que me inventaba, comparativa entre algunos autores, contradicciones, material concreto y visual que repasar en tercera vuelta.

3ª vuelta

En mi tercera vuelta, pese a que intenté no hacerlo, volví a leerme todos los esquemas resúmenes de CeDe, sabía que debía mirarme solo importante, pero era incapaz, así que leía a una velocidad que ni yo soy capaz de creer a día de hoy y los post-its fueron mi salvación, porque allí tenía lo que sí o sí no podía fallar.

Los post-its los pegaba en la propia página de los esquemas, así cada vuelta sabía que me los iba a leer y en tercera vuelta, despegaba aquellos del material que se me resistía y los ponía en la portada, para que los 3 últimos días antes del examen sean únicamente para repasar post-its .

Entonces, mi tercera vuelta consistió en empezar por aquellas asignaturas periféricas de menor carga de memoria, seguir con las nucleares y acabar con evaluación para tener esa memoria fresca antes del examen. Los dos días antes me dediqué únicamente a repasar los post-its. No voy a mentir, yo estudié el día antes del examen y el día del examen. Spoiler: no sirve de nada.

Ese año no saqué plaza, quedé la 470 aproximadamente, fue un palo muy grande, me costó mucho recuperarme de ese post-pir, pero había una certeza y era que mi método de estudio había más o menos funcionado.

4ª y última

Mi cuarta y última convocatoria, hice exactamente lo mismo que mi tercera convocatoria con la diferencia de que combiné mi estudio con los manuales resúmenes de Cede y los de otra academia.

En ningún caso el problema fue Cede, yo sentía que no podía seguir viendo el mismo subrayado, las mismas páginas, necesitaba un cambio que me diera un poco de motivación y que me entre el material de otra manera. Aún así, no solté algunos de los resúmenes de CeDe y tampoco las clases de tratamiento de Álvaro.

También miré mucho más las clases, cada día miraba clases y estudiaba de los manuales, sentía mucho cansancio y agotamiento mental y las clases eran mi única salvación para aguantar todo, pero seguí el mismo método de siempre mirarme el mismo material, en todas las vueltas, y preparar material para las siguientes vueltas ya sea completando los manuales, imprimiendo diapositivas o elaborando post-its.

Este año saqué la plaza número 75, por fin, dentro.

Herramientas de estudio

Las herramientas de estudio que más utilicé, sin duda, fueron los simulacros, los hice todos y también los corregía pregunta por pregunta, así fueran los criterios diagnósticos, los volvía a leer, nunca daba nada por sabido, siempre repasaba.

enía la famosa libreta donde apuntaba algunos errores, la verdad, nunca la volvía a leer, a veces si estudiaba algún tema y me acordaba de la pregunta, la leía. Lo que más me servía era leerme a consciencia los comentarios.

También hacía preguntas, en todas las vueltas, antes y después de cada asignatura, a veces cada día si podía, al mediodía o final de la tarde cuando estaba más cansada, máximo hacia 100 preguntas en un día, a veces no me daba la vida y no hacía. Me servía mucho hacer las preguntas falladas y las preguntas de las tres convocatorias pasadas me las sabía de memoria, es decir, hacía menos de 10 fallos en los simulacros de convocatoria o ninguno.

Nunca, jamás, en ningún caso y bajo ninguna circunstancia cumplí ninguno de los plannings que me marcaba, siempre, absolutamente siempre tenía temas pendientes o clases pendientes o simulacros para corregir, hasta el día del examen, jamás cumplí con todo lo que quería y aún así saqué plaza.

Al principio me frustraba, luego acepté que no sabía plantearme objetivos realistas y que era mi método para dar lo mejor de mí siempre: ponerme el listón tan alto que todo mi esfuerzo iba a ser máximo para cumplirlo.

No lo recomiendo, pero mi mensaje es que no pasa nada por no cumplir el planning, después, siempre se encuentran huecos para recuperar esos temas pendientes, corregir ese simu o mirar esa clase, hay una especie de magia con el tiempo que se estudia el PIR que al final acaba dando tiempo a todo lo necesario para sacar la plaza. Así que tranquilo, te va a dar tiempo y si no te da, no es necesario.

Por último, y no menos importante, lo que el día de hoy pienso que me dio la plaza fue la fe absoluta que conseguí tener, a base de mucho esfuerzo y trabajo personal, en mi misma.

Yo cambiaba las preguntas en los simulacros y en el examen, incluso en el que me dio la plaza, pero, reduje esa inseguridad en mí, confié en todo el proceso, porque estudiar el PIR es hipotecar unos años de tu vida para un futuro mejor, es invertir un tiempo indefinido y eso implica confiar en el proceso y en tu trabajo, en algún momento llegará a su fin.

Esto es un acto de fe, no hay pócimas mágicas, no hay un manual sagrado, no hay un solo camino, ni un solo método, pero sí hay un ingrediente que no puede faltar y es la templanza y la confianza al hacer el examen.

El día del examen que me dio la plaza, yo decidí dejar el miedo en casa, estaba aterrorizada, pero sabía que debía poner la mente fría y contestar desde la calma. Confiar en mi misma fue mi mejor apuesta, la única persona frente a ese examen eres tú, si no hay confianza, no hay resultado.

Conclusión

Paciencia y tranquilidad, empezar y continuar en el PIR es un acto de honestidad con uno mismo, preguntarse si realmente se quiere este camino, esa vida, si una está dispuesta a sacrificar tiempo y años de vida y si se tiene la energía.

La motivación finalmente se fabrica, no pasa nada si un día o meses no está, la perseverancia, el esfuerzo y la confianza es lo que se necesita para llegar al final.

Confiar siempre en tu intuición, en mi experiencia, detrás de todos los miedos siempre hay un rayito de intuición de qué camino tomar, escucharse es lo más sabio que se puede hacer en este proceso.

Ánimo, el PIR es lo más difícil y complicado a lo que me he afrontado en la vida, creo que hasta el día de hoy sigo sin creérmelo, pero, también es lo que ha hecho que hoy en día sienta una paz conmigo misma que no puedo explicar, te ánimo a seguir hasta donde llegues, estará bien, siempre y cuando sea una decisión propia.

Anahid.

 

 

 

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.

CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

Solicitar más información

Eurocopa Psicológica

Eurocopa Psicológica

Cada vez es más habitual que diferentes deportistas de élite normalicen recibir atención psicológica. De la misma forma, también es frecuente que se hable de la incorporación en plantillas o equipos de psicólogos deportivos. Aprovechemos el momento futbolero para...

leer más
Carlos Navarro “EL YOYAS”

Carlos Navarro “EL YOYAS”

Este 26 de junio de 2024 ha sido detenido un personaje conocido por su “violenta” participación en un reality que, para más inri, tuvo continuidad televisiva y agresiva allende su abrupta finalización, junto con la salida del concurso mencionado.  Conozcamos más...

leer más

Categorías

Síguenos en nuestras redes

También te podría interesar
Abrir chat
Hola 👋
Chatea con nosotros.