07Julia Olivares puesto 58 convocatoria PIR 2021

 

Aciertos: 160

Errores: 40

En Blanco: 0

Baremo: 7,62

Posición: 58

 

Hola a tod@s!

Voy a compartir mi experiencia estudiando el PIR por si os puede servir de ayuda. Yo cuando estudiaba y necesitaba motivación leía muchas veces estos testimonios y veía los videos que se suben a youtube. Se puede decir que casi me los se de memoria 😉

Así que allá vamos!

Primera Convocatoria

Me empecé a plantear estudiar el PIR en verano de 2020 dando un paseo por la playa. Podría decir que siempre he sabido que era mi vocación, que desde que empecé la carrera sabía que era mi destino… Pero la verdad que es para nada.

He estado haciendo otras cosas y siempre pensé en el PIR como algo demasiado difícil. Pero lo cierto es que ese verano me pilló un poco en crisis. Estuve durante dos semanas de viaje dándole vueltas al tema y cuando volví a Madrid ya tenía la decisión tomada.

Me parece importante decir que coincidió con un momento en el que me sentí con energía y fuerza para dedicarme a algo tan constante. En cierto modo sentía que me venía bien pasar una temporada más “recogida” en mi casa y con una rutina clara.

Quizás en otros momentos de la vida me habría parecido un horror dedicar tanto tiempo a estudiar, pero justo ahí me hacía ilusión.

Comienzo de estudio

Empecé a estudiar a principios de Septiembre. Al principio pensaba tomármelo con calma, ir poco a poco y presentarme al primer examen para probar.

Pero al poco tiempo de empezar a estudiar hablé con Javier (profesor de clínica y evaluación) y me animó a tomármelo en serio desde el principio e ir a por todas. Me ayudó a creerme que es posible sacarlo en poco tiempo si lo das todo. Y así fue. Desde que hablé con él empecé a estudiar unas 8/9 horas al día.

Desde diciembre hasta marzo (el examen fue el día 27) estudié alrededor de 10 horas diarias. Estudié sobretodo con los esquemas de clase y el contenido de las clases (estaba en el curso de los sábados). Los manuales los pude trabajar muy poco.

Llegó el día del examen y aunque sabía que me quedaba mucho por estudiar tenía la sensación de que había conseguido tener una buena base. En vez de dedicar esos 7 meses de estudio a una primera vuelta en profundidad, como a veces se hace, decidí ir más al grano y estudiarme de forma esquemática lo imprescindible. Di una primera vuelta de 3 meses y medio, una segunda de 2 meses, una tercera de un mes y una cuarta de 15 días con lo fundamental.

Hice aproximadamente 8 simulacros de los oficiales de Cede.

Me quedé en el puesto 344. Eso me animó mucho a seguir y a confiar en el método de “ir al grano y a por todas”.

Segunda convocatoria

Después de casi un mes de descanso empecé a estudiar de nuevo. Esta vez tenía más tiempo, unos 9 meses.

Me matriculé en el curso de REPIR. Los primeros 5 meses estudié una media de 7/8 horas diarias. Fue lo que me duró la primera vuelta de este segundo intento. Utilicé mucho la aplicación Anki (la recomiendo muchísimo!).

En verano me fui una semana de vacaciones que me sentó fenomenal.

En esta primera vuelta pude leer el temario con más detenimiento. Eso si! Solo de las asignaturas fundamentales! En las periféricas siempre seguí la línea de estudio muy esquemático. Una excepción serían psicobiología y experimental, a estas dos si que siento que tuve que dedicarles algo más de tiempo.

Quizás el momento de más intensidad de estudio fueron los meses de octubre, noviembre y diciembre. Cuando llegó Enero traté de cuidarme más. Seguía estudiando pero con más calma, me levantaba algo más tarde, hacía todos los días un rato de yoga… En definitiva, escuché mucho lo que mi cuerpo me pedía.

En Navidad me fui 4 días a la playa y aunque me daba miedo perder el ritmo siento que me vinieron genial para retomar el último tramo con energía.

Creo que lo más difícil de llevar una rutina tan estricta es poder combinar la flexibilidad con la disciplina.

Muchas veces me preguntaba, ¿estoy vaga o estoy realmente cansada y debería parar? En esos momentos hacer un pequeño descanso y retomar con una actividad diferente (test, cambio de asignatura, repasar viendo una clase…) me sentaba bien.

Este fue el examen que me dio la plaza.

Me gustaría aclarar que creo que este ritmo de estudio tan exigente puede aguantarse durante un tiempo limitado. Tenía claro que si este no hubiera sido mi año iba a seguir, pero tomándomelo con mucha más calma, a media jornada con otra cosa por ejemplo. Otro año a este ritmo me habría resultado imposible.

Que me ha ayudado

Cosas que creo que me han ayudado muchísimo:

  • Lo primero y lo más importante es que he sentido muchísimo apoyo. Creo que es un verdadero privilegio tener una red que te cuida y te sostiene durante este reto. Sin eso no habría podido dedicarle ni la mitad del esfuerzo que le he dedicado.
  • Descansar los domingos SIEMPRE.
  • Utilizar las clases grabadas a modo de repaso cuando ya no podía estudiar más.
  • Hacer todos los sábados un simulacro por la mañana y corregirlo por la tarde. He hecho casi todos los simulacros de todas las academias. Además de esto, he hecho aproximadamente 100 preguntas diarias, a veces más.
  • Utilizar Anki.

 

Desde aquí quiero agradecer a CEDE el apoyo recibido durante todo el camino.

 

 

 

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.

CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

Solicitar más información

Call Now ButtonLlámanos