Experiencia Francesco de Lorenzi 161 convocatoria PIR 2022
FRANCESCO DE LORENZI 161 convocatoria PIR 2022

Presentación

Hola compañer@s, si habéis entrado en este enlace es porque habéis decidido emprender el hermoso camino hacia la Psicología Clínica, así que ánimo porque esto SÍ SE PUEDE AUNQUE ALGUNOS MOMENTOS TE HARÁN CREER QUE NO. Que si se lo ha sacado un italiano, tú también puedes.

En mi caso, siempre he rechazado leer la experiencia de los demás porque pienso que cada uno es un mundo y difícilmente alguien podría aconsejarme qué era lo mejor que podía hacer para conseguir la plaza.

Lo primero que se me ocurre deciros es que NO SEÁIS COMO YO Y SEGUID LEYENDO. OS VOY A EXPLICAR COMO PUEDES SACARTE LA PLAZA SIN MORIRTE EN EL INTENTO.

Estoy orgulloso de decir que soy el 161 y que he sacado la plaza en mi cuarta convocatoria. En este momento estoy eligiendo los hospitales en los que me gustaría hacer la residencia. Lo más probable es que el año que viene o el siguiente estarás TÚ aquí en mi sitio.

El lema que he seguido desde el día uno de preparación ha sido:

‘’NO SE LE PUEDE VENCER A QUIEN NO SE DA POR VENCIDO’’.

Preparación

Primera convocatoria

En mi primera convocatoria me inscribí al curso de CEDE PRESENCIAL del martes-jueves. Pedí el material con meses de antelación y la realidad es que, sin haber empezado un curso en el que un experto te explique el material, mi sensación fue como estar perdido en un mar de información.

Antes de empezar clases presenciales había leído ya casi todo el material más importante (asignaturas nucleares). Esto podría ayudarte en seguir mejor las clases y tener un buen ritmo de estudio.

Le dediqué muchas horas en este primer contacto con los manuales (según mis datos registrados, una media de 8-9 horas diarias). Vivía al lado de una biblioteca, así que mi horario fue de 8h-14h y 16h-20h (aunque en bruto eran 10 horas diarias, entre las meriendas e imprevistos se quedaban en 7-9 horas productivas).

En el examen no tuve mucha suerte. En 2019 hubo un cambio en la forma de preguntar, dando más espacio al DSM-5 y a tratamientos. El error que os invito a no cometer, y que hice yo, es que NO INTENTÉIS SABEROS TODO EN LA PRIMERA CONVOCATORIA Y NO AMPLIÉIS, sino que id a lo más preguntado y a lo nuevo sobre todo, y quizás con un poco de suerte puedan sacarlo. Os lo digo porque he tenido contacto con quienes lo han sacado a la primera y quienes no, y coinciden en esto.

NO OLVIDÉIS HACER LOS SIMULACROS DE CEDE DESDE EL MINUTO UNO DE PREPARACIÓN. Algo que a mí también me falló en este primer año , pues quería saberme todo a toda costa.

Segunda convocatoria

Coincidió con la pandemia, así que mi día entero se lo dedicaba al estudio. Nuevamente, mi horario fue 8h-14h y 16h-20h y, esta vez, estudiaba en mi habitación. Esto hizo que gastara menos energía, incluso no tenía que vestirme más y podía estar en pijama. Un lujo comparado con la primera convocatoria. Este año me apunté a PIR sábados online.

En la primera vuelta intenté seguir el ritmo de las clases y hacer resúmenes de los temas. En la segunda, repasé mis resúmenes siguiendo también el esquema de CEDE. Y, en la tercera, repasé los temas importantes que había fallado en el primer examen.

Resultado: nuevamente tuve poca suerte en el examen y vuelta a caer. El error de este año fue EL NO HABER HECHO SUFICIENTES SIMULACROS.

El segundo intento fallido (o primero verdadero, como dicen los opopires para que duela menos) puede resultar verdaderamente duro (por lo menos, así fue para mí) porque empiezas a compararte con otros conocidos tuyos que terminan el master y empiezan a trabajar e independizarse. Mi consejo es que NO OLVIDÉIS EL PORQUÉ HABÉIS ELEGIDO ESTE CAMINO, CUÁL ES TU META Y QUÉ QUIERES SER. La plaza se consigue en condiciones diferentes, pero el factor común, quizás el único para sacarse este plaza, es que NO TE RINDAS.

Aprovecha el POST PIR para descansar y quizás viajar. Algo que me ayudó mucho es, después de las sesiones de estudio, SALIR A CORRER. Otro objetivo que me propuse en la pandemia fue aquel de PREPARARME TAMBIÉN UN MARATÓN, SIN HABER CORRIDO ANTES. Me motivó mucho el haber conseguido al menos este último objetivo entre 2020-21.

Tercera convocatoria 

Quizás la más dura que tuve. Estaba muy quemado a pesar de haber descansado 2 largos meses. Me apunté al CURSO REPIR (ya era veterano). Cuando volví a retomar las sesiones diarias de estudio, me costaba no pensar en todo el tiempo que estaba invirtiendo en este examen, en la sensación de frustración que te creaba porque parecía no avanzar, y en el desanimo que te producía ver las nuevas publicaciones, como el Belloch y el Fonseca.

Mi consejo es DEJA DE COMERTE LA CABEZA CON LOS FALLOS QUE TUVISTE, y encuentra tu fórmula personal para que esto no vuelva a ocurrir. Analiza si lo que te ha fallado es el tiempo, o si tu ansiedad te ha afectado, o si ha sido un despiste al leer, si el tema te cuesta más y hay que volverlo a mirar de forma profundizada…TODO LO QUE HACES SUMA.

Este año introduje 50 preguntas diarias en la última hora de las sesiones. Los simulacros eran OBLIGATORIOS todos los sábados. Como había manuales nuevos relevantes (Belloch y Fonseca), parecía volver a empezar de cero. Me tocó volver a leer detenidamente y hacer nuevos repasos. Para ser más productivo, empecé a trabajar como profesor online de la asignatura de Psicopatología, algo que me permitió tener bien repasada esta asignatura y ganar algo de dinero. El esquema de estudio fue, por el resto, similar a la segunda convocatoria.

Llegó el día de la prueba. Las primeras preguntas me costaron tanto contestarlas, que no tuve tiempo de ni siquiera leer todo el examen, LLEGANDO A DEJAR UNAS 16 PREGUNTAS EN BLANCO. Resultado: NO ME SAQUÉ PLAZA, quedando 700 aproximadamente en el número de orden.

Ya os podéis imaginar el desánimo y la desesperación. El POST-PIR fue como si me hubiesen clavado un cuchillo y no podía sacármelo, lo cual dolía constantemente.

Un mes entero encerrado en mi habitación pensando en DÓNDE ME HABÍA METIDO Y EL PORQUÉ DE ESTA MALA DECISIÓN. INCLUSO LLEGUÉ A PENSAR QUE QUIZÁS ME GUSTABA PASARLO MAL PUES SIEMPRE ESTABA ELIGIENDO LOS CAMINOS MÁS DUROS. EN RESUMEN, PARECÍA QUE SE ME HABÍA CAÍDO EL MUNDO. Esto lo comparto con ustedes lectores por si sentís en algún momento esta misma sensación.

Nada más lejos de la realidad. El examen es un examen. El mundo sigue girando y hay más alternativas. Si esto no se saca y no podéis seguir, PARAR PUEDE SER UNA OPCIÓN y retomarlo más adelante también lo es.

Mi tercer POST PIR también duró 2 meses. El 2º mes lo dediqué a disfrutar para intentar salir de un bucle sin fin y para reflexionar sobre el futuro: si volver a retomarlo dedicando tiempo exclusivo al PIR, o si trabajar a la vez, o si pedir beca y empezar un máster… PERO DEJARLO NUNCA FUE UNA OPCIÓN PARA MÍ.

Cuarta (y ultima convocatoria)

Quizás la que he disfrutado más y la más diferente. Los primeros meses combiné el estudio del PIR apuntándome de nuevo al CURSO REPIR (o REPEPIR) de CEDE.

Esto me hizo sentir como el veterano de los veteranos ya. Algunas clases me las sabía de memoria, como también los chistes de los profesores de las tantas veces que los había escuchado.

Empecé a trabajar como camarero a media jornada, dar clases a domicilio a niños de la ESO y seguir entrenando para prepararme diversos maratones.

Mis sesiones de estudio de marzo – agosto fueron levantarme a las 7:30h para salir a correr; a las 10h empezar a estudiar hasta las 18h, con una hora de descanso que podía ser entre las 14h-15h para almorzar (con lo cual unas 7 horas brutas, que se quedaban en 6h netas). Luego me preparaba para ir a trabajar. Los sábados por la mañana los dedicaba exclusivamente a los simulacros y a su corrección y el domingo descansaba del estudio.

Estos meses fueron para la primera vuelta: Un repaso profundo en las asignaturas para mí nucleares, como CLINICA ADULTOS E INFANTIL, EVALUACIÓN, PSICOPATOLOGÍA Y PSICOTERAPIAS y un repaso más superficial en las demás.

Este año, para no caer en el mismo error del año anterior, me propuse cronometrar mis simulacros e intenté terminarlos todos en un tiempo de 3 horas o 3 horas y media (con repaso de preguntas incluido).

En septiembre empecé la segunda vuelta. Dejé el trabajo de camarero. Esto me permitió añadir más horas de estudio. Mi horario a partir de este periodo fue de 8h-14h y 15h-20h (en bruto, 11 horas, pero en neto 10 horas). El haber dedicado menos horas al principio me motivó a sacar lo mejor de mí en estos meses. Ahora salía a correr de noche, un método para librar la tensión.

En esta segunda vuelta, empecé dando más espacio a temas concretos que solía fallar en los simulacros para intentar disminuir los errores. Los jueves los usaba como repaso de temas relevantes de asignaturas nucleares. Los viernes los dedicaba a hacerme tarjetas de cada tema, en las cuales ponía preguntas que consideraba difíciles para poderlas repasar luego en la tercera vuelta. Sábados simulacros de CEDE y domingo libre.

Un punto fundamental de este año que mejoró mucho mi rendimiento, fue el planear dos descansos largos en la ultima etapa de la preparación. Me fui de viaje tres días en octubre y tres en noviembre. Esto me permitió recargar las pilas y no llegar exhausto al examen. Mi sensación es que esto, junto a los muchos simulacros, ha hecho posible que consiguiese la plaza este año y que os invito a probar desde mucho antes y no esperar a la cuarta convocatoria para hacerlo.

A partir de diciembre, empezó la tercera vuelta o EL GRAN REPASO como lo denominé yo. El repaso fue leer resúmenes de los temas y jugar con las tarjetas que había hecho en la segunda vuelta. Además de seguir las Clases de repaso de la academia, fui alternando simulacros de CEDE, de Foros y de otras academias. Esto me permitió ver nuevas formas de preguntar y a entrenar con la incertidumbre, es decir con preguntas ‘’super imposibles’’ de las que no tenía ni idea.

El día del examen

Llegó el día del examen, aunque sabía que había estudiado mucho una parte de mí estaba muy preocupada y se preguntaba por dónde me podían pillar este año (creo que esta sensación de incertidumbre es imposible de superar teniendo en cuenta el examen, así que no intentes tener como objetivo eliminarla porque te acompañará en todo tu viaje).

Llegué con 2 horas de antelación. Mi ansiedad era tal que tuve que seguir repasando hasta el momento en que, afortunadamente, me dejaron entrar en clase obligándome a guardarlo todo. La parte buena es que una parte de mí sabía que había cumplido con todos los objetivos que me había propuesto en el año: registros de tiempo, horas de estudio, simulacros, repasos terminados. Esto me dio la motivación necesaria para empezar mentalmente bien.

Antes de iniciar, pude saludar a una compañera que me deseó suerte, a lo cual repliqué ‘’SUERTE NO, JUSTICIA’’. Ahora mismo creo que la frase fue acertada a medias. Con ‘’JUSTICIA’’ me refería a que ojalá preguntaran temario de psicología, pero la verdad es que también se necesita ‘’SUERTE’’ porque el temario es amplio y este es un factor que incide, así que os deseo muchísima a todos, tanta como la que hemos tenido mis compañer@s que se han sacado plaza y yo este año.

Puntos a destacar

  • Tener un planning: apúntate TODO (horas que vas a estudiar, los objetivos diarios, semanales y mensuales que quieres cumplir, los simulacros que hagas,… Incluso apúntate los premios que conseguirás si cumples los objetivos).
  • Simulacros y preguntas que considero obligatorio hacerlos desde el primer año. Un fallo que hice yo y que no quiero que nadie vuelva a cometer. El hacer preguntas te permiten encontrar palabras clave que te harán decantarte por la respuesta correcta aunque se cambie la formulación de la misma. Considero que hacer preguntas también es estudiar.
  • Entrenar antes o después de las sesiones de estudio diarias, para aquellos que pueden sacar algunas horas. Lo propongo como una alternativa a mirar series que podría limitarse a los fines de semana. El cuerpo se desgasta con el tiempo al estar sentado muchas horas, con lo cual me parece esencial introducir una rutina de ejercicio diario. En mi primera convocatoria solo estudié y el resultado fue un aumento considerable de peso y dolor muscular.
  • Ampliaciones: mi opinión es que los manuales de CEDE son bastante completos, pero si no te resistes compra el DSM-5, El Belloch y el de tratamientos de Fonseca. NO aconsejo volverse loco con los manuales de Evaluación, pero sería también una buena elección comprarse el Moreno Rossett.
  • No compararse con nadie, solo consigo mismo. Intenta mejorar tu rendimiento en los simulacros analizando los  fallos  y buscando la forma de que no vuelvan a ocurrir. Esta forma solo tú puedes encontrarla. Puedes recogerlos en una libreta, puedes hacerte tarjetas o puedes inventarte más preguntas del mismo estilo cambiando la formulación. Yo hice las tres.
  • Descansos. Es importante tener al menos un día a la semana para desconectar del estudio (en mi caso he elegido los domingos), tiempo que aprovechaba para salir a comer fuera, visitar sitios, ver películas…También importante programar descansos más o menos largos por etapas, por ejemplo, un viaje de una semana durante la preparación para poder recargar pilas (un buen ejemplo es un viaje en agosto y otro en noviembre). Podría ayudar a mantener un ritmo más alto y estable. Con el tiempo, el rendimiento puede verse disminuido y con este, también la motivación, por lo tanto, parar de estudiar para volver a retomarlo puede ser más eficaz.
  • Repasos. Algo que he comprendido en la última convocatoria es que NO PUEDES ACORDARTE DE TODO con lo cual es muy importante organizarte repasos de temas que ya has visto durante el año (incluso múltiples de aquellos que consideras que cuestan más). Las tarjetas que he usado para mejorar el rendimiento en simulacros también me han resultado útiles en la tercera vuelta como repaso.

 

Conclusión

Tendréis todos etapas de vuestra vida buenas y otras menos buenas.

El viaje de la preparación PIR es de las duras mentalmente, con lo cual un objetivo que tendrás que lograr es el control de las emociones negativas y de los procesos rumiativos.

Confiad en vosotros mismos, las horas de estudio cuentan y cada día que le echáis a los apuntes vale la pena. La suma de todo harán que a final saquéis la plaza.

Os deseo un breve camino de preparación PIR (al menos más breve que el mío) y muchísima suerte!

En mi opinión SOMOS TOD@S UNOS CRACKS.

 

 

 

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.

CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

Solicitar más información

 

 

¿Por qué no te callas?

¿Por qué no te callas?

En el día a día tendemos a realizar múltiples lapsus linguales y/o situaciones en las que “metemos la pata” y hablamos o decimos algo que no deseamos. Conozcamos más acerca de qué hay detrás de estas situaciones. Introducción Qué nadie se asuste, no vamos a hacer...

leer más
Primeros pasos en el PIR… ¿por dónde empezar?

Primeros pasos en el PIR… ¿por dónde empezar?

Cuando el material de estudio nos llega a casa es muy frecuente que nos inunden pensamientos de: esto es imposible, no puedo estudiar todo esto, cómo voy a memorizar todo el material… y tras esto nos aborda la eterna cuestión: ¿Por dónde empiezo? No se si la respuesta...

leer más

Categorías

Síguenos en nuestras redes

También te podría interesar
Abrir chat
Hola 👋
Chatea con nosotros.