Dispositivos de rotación para el psicólogo interno residente

El BOE define la Psicología Clínica como una especialidad sanitaria de la Psicología que se ocupa de los procesos y fenómenos psicológicos y relacionales implicados en los procesos de salud‑enfermedad de los seres humanos.

Pero más allá del ámbito teórico de esta definición, quizá tú, como persona inmersa en la oposición PIR, no tienes del todo claro cuáles son los dispositivos por los que “rotarás” en tu proceso de aprendizaje y obtención del título de Especialista en Psicología Clínica.

Por ello, se considera conveniente realizar un acercamiento que, aunque no profundice en la descripción de los dispositivos, sirva de acicate en tu estudio.

 

Dispositivos de rotación 

Señalar que el BOE define unas áreas imprescindibles de rotación que se desarrollan en dispositivos que pueden variar ligeramente su denominación en función de las Comunidades Autónomas.

 Asimismo, hay cierto “margen de maniobra” en el plan de formación y en algunos centros hospitalarios pueden incluirse dispositivos que no están en otros lugares o son diferentes.

 

Áreas de rotación

En todo caso, adoptaremos como referencia los principales dispositivos sanitarios de la Comunidad de Madrid (Guía de recursos de atención a la Salud Mental en la Comunidad de Madrid ) con la finalidad de señalar las patologías típicas allí abordadas y/o el perfil de los pacientes junto con la modalidad de atención.

 No se pretende ser exhaustivos, sino ofrecer una imagen prototípica de cada uno.

Estos serían los dispositivos:

  • Centro de salud mental:

Se realiza un abordaje ambulatorio de patologías que, en líneas generales, se identifican con trastornos del espectro de ansiedad y/o anímico, trastornos adaptativos u otras afecciones que no requieren un tratamiento más intensivo.

Se programas citas con cierta temporalidad en las que se abordan las patologías comentadas.

  • Unidades de hospitalización breve:

Responden a las llamadas urgencias psiquiátricas. Evidentemente cabrían muchas patologías pero es el dispositivo clave donde ingresan brotes psicóticos o reagudizaciones en esta patología, depresiones graves (con o sin ideación suicida), estados maniformes, etc.

Idóneamente el período de ingreso es muy breve (aproximadamente 15 días).

  • Hospitales de día (adultos / niños y adolescentes):

Habría dispositivos tanto para adultos como para niños en los que se abordan procesos que, por la repetición de los ingresos breves o por la necesidad de una atención más intensiva, requieren un régimen de hospitalización parcial (horario preferentemente matutino hasta el inicio de la tarde).

Trastornos psicóticos, trastornos de la personalidad, trastornos de la conducta alimentaria, trastornos afectivos, etc…; son el objeto de trabajo en este dispositivo durante un período de tiempo entre 3 y 6 meses.

  • Unidades de hospitalización, tratamiento y rehabilitación (adolescentes y adultos):

Como en el caso anterior habría dispositivos para adolescentes y adultos. Centrándonos en los adultos, los casos más habituales son de trastornos psicóticos y afectivos (sobre todo bipolares) junto con trastornos de la personalidad graves (p. e.: límites).

Supone un régimen de hospitalización completa con un período máximo apriorísticamente anual.

  • Unidades de cuidados psiquiátricos prolongados:

Los perfiles más habituales son cuadros psicóticos resistentes y/o refractarios a los tratamientos, si bien no es infrecuente encontrar trastornos de la personalidad graves que podrían aparecer incluso comórbidos a los procesos psicóticos.

No hay un período máximo de ingreso en esta hospitalización completa, ya que la gravedad del cuadro y su posible rehabilitación serán las que determinen la duración del ingreso.

Conclusión

Aunque faltan recursos como todos los específicos para:

  • Urgencias psiquiátricas
  • Trastornos de la conducta alimentaria
  • Trastornos de la  personalidad
  • Discapacidad intelectual
  • Personas sin hogar
  • Traumas psíquicos
  • Trastornos adictivos

La orientación presentada aporta una ligera idea de la estimulante trayectoria que puede esperar al psicólogo interno residente en su formación.

Anímate a contarnos cuál dispositivo te parece más interesante. 

Quizá queréis conocer más en detalle alguno de ellos.

Si es así, la vocación es responder a todas las inquietudes que tengáis.

 

 

 

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.

CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

 

Solicitar más información

 

Call Now ButtonLlámanos