¡Hola PIRadas y PIRados! Hoy conocemos a Diego, aunque algunos seguro que ya habéis tenido la suerte de conocerle como profe… Además de ser majísimo, nos ha mandado unas fotos muy guays de cuando estuvo de rotación externa durante la residencia ¡Punto extra de motivación!

1. ¿Cuándo sacaste el PIR?

¡Hace ya 4 años!, en la convocatoria de 2015 (examen en febrero de 2016). Recuerdo ese día perfectamente

2. ¿Nos recomiendas un libro?

Dos mejor, un clásico muy conocido “Los renglones torcidos de dios” (Torcuato Luca de Tena) y otro menos conocido pero mucho más oscuro “La psiquiatra” ( Wulf Dorn).

3. ¿Qué pequeño placer de la vida te hace más feliz?

Poder acostarme tarde -haciendo lo que sea- porque el día siguiente no tengo que madrugar.

4. ¿Qué es lo que más te ayudó en la preparación del examen?

Pensar que tenía un objetivo claro. Quería ser psicólogo clínico y este era el único y mejor camino para ello.

5. Dinos una persona (famosa o no) que te inspire mucho.

No soy muy de admirar a famosos… siempre he tratado de inspirarme y seguir el ejemplo de personas cercanas y humildes que han logrado mucho a pesar de las trabas que la vida pone a veces, como mis padres.

6. ¿Cuál era tu asignatura favorita mientras estudiabas?

Tenía dos favoritas: Clínica Infantil y Psicopatología. Empatadísimas en el top.

7. ¿Y la menos favorita?

Psicología básica. No había manera con ella

8. ¿Qué te relaja cuando te dan los nervios?

Hacer deporte. De hecho fue uno de los pilares de mi estudio PIR, partir en dos la jornada de estudio con unos 60/70 minutos de deporte.

9. ¿Qué te gusta hacer un día sin planes?

Suele comenzar por “dormir lo que me debo” . Trato de ver alguna serie, hacer deporte, llamar a la gente que menos veo y empezar a planificar el día siguiente…

10. Con lo bueno y con lo malo, ¿volverías a presentarte al examen?

Rotundamente sí. Presentarme al PIR ha sido, probablemente, una de las mejores decisiones de mi vida. Es una experiencia de crecimiento profesional enorme, donde la realidad supera todo lo que has leído en los libros. Pero además, a nivel personal supone estar en contacto con la parte más íntima y humana de las personas, un verdadero privilegio. En la sanidad pública ayudamos a las personas más vulnerables y a veces después de mucho trabajo un simple abrazo con un gracias te toca muy dentro.

¡Muchísimas gracias, Diego! Y ánimo a todas las personas que estáis en el periodo de preparación y estudio mientras leéis esta entrevista. ¡Va a merecer la pena!