Personalidad Normal

La llamada “personalidad normal se relaciona con el estudio, sobre todo, de los rasgos que componen el llamado Big Five, es decir, neuroticismo, extraversión, apertura a la experiencia, amabilidad y responsabilidad.

Estudios realizados

Las investigaciones se realizan con instrumentos de evaluación de la personalidad normal en muestras drogodependientes con el objetivo de mostrar los rasgos normales más prevalentes en consumidores de sustancias desde un enfoque dimensional.

De forma concreta, el principal “cuerpo de resultados” es el siguiente:

Estudios resultantes de la aplicación de un cuestionario basado en el modelo de personalidad de los cinco grandes factores –BFQ-:

  • Una investigación llevada a cabo por Pedrero muestra que en lo referente a la descripción de las características de personalidad de la muestra, se observan valores ligeramente más altos en afabilidad, tesón y apertura y más bajos en estabilidad emocional al comparar con la población normal.

Estudios con el cuestionario de personalidad -16 PF-:

  • Una investigación llevada a cabo sobre una muestra de 140 dependientes a la heroína a los que se les administró el -16 PF-, encontró que estos sujetos, en comparación con los controles, mostraban mayor hostilidad, sensibilidad dura, desconfianza, suspicacia, tendencia a la ansiedad, surgencia (impulsividad), desapego emocional, evitación de las responsabilidades y menor tolerancia a la frustración.
  • Resultados similares son los obtenidos con una muestra de 70 sujetos adictos a heroína a través del mismo cuestionario encontraron que presentaban mayores niveles de introversión, suspicacia, tendencia a la ansiedad, sentimientos de autosuficiencia, poca fuerza del yo y del superyó así como menor socialización controlada.

Estudios con el cuestionario de personalidad EPQ:

  • En una investigación con dos muestras , una de 3.634 reclutas y otra de 2.841 estudiantes de secundaria, se elaboraron tres grupos en función del consumo de cannabis:
    • Un grupo no consumidor
    • Otro grupo consumidor de cannabis
    • Finalmente, otro grupo consumidor de cannabis y otras drogas.

Al aplicar el cuestionario EPQ-A encontraron que los reclutas consumidores de cannabis y otras drogas presentaban mayor neuroticismo que el resto de grupos, circunstancia que no sucedía en el grupo de estudiantes.

En la dimensión de introversión-extraversión, los no consumidores son más introvertidos que los otros dos grupos, que no se diferencian entre sí.

Por último, los estudiantes no consumidores presentan puntuaciones más bajas en psicoticismo que los no consumidores y estos más bajas que los consumidores de cannabis y otras drogas.

En los reclutas, sólo el grupo de consumo de cannabis y otras sustancias es el que presenta un mayor nivel de psicoticismo.

En esta línea, en otro estudio con una muestra de 150 sujetos drogodependientes divididos en tres grupos según su nivel de VIH junto a otros 48 sujetos control, se observó, tras la aplicación del EPQ, que  los drogodependientes obtenían mayores puntuaciones en neuroticismo, introversión y psicoticismo (dureza emocional) que los controles.

No  obstante, a medida que progresaba la infección se observó entre esos sujetos una disminución del nivel de neuroticismo incluso por debajo del que tenía el grupo control. Para los autores, esta reducción podría deberse a la disminución del consumo de heroína que registraban.

Estudios con el cuestionario NEO:

  • Graña, Muñoz y Navas (2009), con una muestra de 533 sujetos dependientes a diferentes sustancias psicoactivas delimitaron dos tipologías de consumidores, a saber, Tipo A y Tipo B.

Los primeros fueron considerados drogodependientes funcionales y, entre sus principales características, destacaba una mayor juventud y un consumo de alcohol/adicción doble.

Frente a estos, el Tipo B era un consumidor de mayor edad y/o cronicidad en el abuso de sustancias, tendiendo al policonsumo o a la adicción a la heroína.

En cuanto a las características de la personalidad normal, los Tipo A mostraron puntuaciones significativamente superiores en extraversión y amabilidad frente a los Tipo B.

Conclusión

A modo de conclusión, lo cierto es que este tipo de estudios no establecen una dirección causal en la relación entre los rasgos de la personalidad y las drogodependencias, si bien sí señalan una clara modulación y/o efecto recíproco entre ambas variables.

 Bibliografía recomendada:

Graña, J. L., Muñoz, J. J. y Navas, E. (2009). Normal and pathological personality characteristics in subtypes of drug addicts undergoing treatment.

Personality and individual differences 418-423. ISSN 0718-3674. doi:10.1016/j.paid.2008.11.011

Navas, E. y Muñoz, J. J. (2004). Características de la Personalidad en las Drogodependencias. Revista Chilena de Psicología Clínica, 1(1), 51-61. ISSN 0718-3674.

 

Continua…

Características de la Personalidad en las Drogodependencias III: Personalidad Patológica

 

 

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.

CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

 

Solicitar más información