Síndrome del opositor

 

La preparación de una oposición supone un esfuerzo ingente a la espera de una recompensa que no siempre llega. Sin embargo, resulta importante generar un clima que nos acerque lo máximo posible a la consecución de nuestros objetivos.

Planteamos unas pautas con la pretensión de facilitar el proceso de la consecución de una plaza en la oposición.

 

¿Sufro el síndrome del opositor?

Si estás pensando de forma reiterada en tu idoneidad para alcanzar tu objetivo en una oposición y:

  • Vives momentos de angustia junto con ansiedad e incluso rachas depresivas
  • Tu ánimo oscila entre la ira desmedida, la euforia y/o la desmotivación
  • No eres capaz de desconectar de todo lo relativo al examen, siendo incapaz de dejar de hablar de la oposición
  • Incluso aparecen síntomas físicos como problemas del sueño y/o sensación de fatiga

Es posible que tengas el síndrome del opositor.

 

Autoexigencia, frustración y ansiedad

Tal y como ha quedado patente, padecer un síndrome de ansiedad entra dentro de la sintomatología del síndrome del opositor, amén de otros síntomas conjuntos como el binomio frustración y ansiedad.

En este punto, hay que controlar el nivel de autoexigencia para tener un mínimo manejo de la frustración y ansiedad. Y es que, es exceso de autoexigencia está en la base de esta afección.

Bien es cierto que aquellos/as en los/as que impere la pereza, están condenados/as al fracaso en una oposición, pero no menos cierto es que, como decía Aristóteles, las virtudes no están en los extremos.

Por tanto, es importante ser disciplinado/a, pero con ciertas dosis de sentido común y flexibilidad.

 

Tips de psicología para cambiar tu mente

Preparar una oposición, por experiencia propia, no es una tarea sencilla. Hay diferentes tipos de presión, tanto la externa (aspectos económicos, qué pensarán quienes me rodean, etc.), como interna (valgo para esto vs. nunca lo conseguiré, para qué tanto estudio, etc.)..

Se torna óptimo lograr un equilibrio que facilite el día a día y posibilite un extra de motivación que ayude a combatir el inevitable aburrimiento derivado de la cotidianeidad de estudiar a diario siguiendo unos objetivos que pueden ser repetitivos.

Los tips que pueden ayudar se vinculan a  realizar una buena planificación antes de comenzar la oposición, relacionarse con personas que estén también opositando, respetar el imprescindible tiempo de ocio y cuidarse (en forma de hábitos alimenticios, ejercicio físico, sueños, etc.).

Por cierto, evitar el aislamiento es quizá uno de los aspectos más relevantes. Con estos planteamientos mínimos, se responde a las dudas más frecuentes del opositor, a saber, ¿lo estaré haciendo bien?, ¿valdré para esto? O ¿qué pasa con mi esfuerzo si ahora abandono?

 

Conclusión

COMPAGINAR EL PIR CON LA VIDA

Queda claro que lo de “cuidarse” es imprescindible a la hora de opositar.

Quizá no esté de más recordar como compaginar la preparación de una oposición como el PIR con la vida diaria:

 

 

Esperamos que todos los consejos sean útiles para la consecución de vuestros objetivos.

 

 

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.

CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

Solicitar más información

Call Now ButtonLlámanos