¿Subrogación ética?
Gestación subrogada

Es de actualidad la maternidad subrogada de una celebrity. Todo esto ha desatado comentarios y opiniones en todos los estamentos de la sociedad, llegando a hacerse hueco en el debate político.

Conozcamos más acerca de esta temática y las posibles implicaciones éticas del mismo.

La gestación subrogada

Conviene llamar a las cosas por su nombre y, el concepto de gestación subrogada alude al de una mujer que posibilita el quedarse gestante dando a luz a un hijo y sustituyendo a otra mujer que no quiere o no puede hacerlo.

En el proceso hay una necesaria transferencia de embriones que, bien pueden proceder de gametos de quien quiere ser madre por subrogación, o también de la propia madre subrogada.

Dicho esto, nos pueden venir a la mente un gran número de términos que, o bien son sinónimos, o tienen que ver con el concepto.

Así, estarían los de vientre de alquiler, gestación por sustitución, la propia gestación subrogada, maternidad de alquiler/encargo/sustituta y, cuando entran en juego, atribuciones peyorativas, se llega a hablar de úteros de alquiler en clara alusión a posibles intercambios económicos en la acción.

La bioética y sus principios

Vaya por delante que me parece simplista el decir a favor o en contra ante la infinidad de supuestos que pueden darse y, supongo, que las respuestas son muy complejas para esa amplitud de situaciones.

Esta afirmación no es baladí, ya que puede entenderse que, si la técnica se aplica en condiciones clínicas y éticas, qué oposición cabría a quien como paciente actúa de forma autónoma precisando de una mujer que subroga su útero.

Pero cuidado, esta misma frase puede ser el argumento para quienes consideren que el mero hecho de subrogar un útero difícilmente podría ajustarse a un análisis bioético y o sociomoral aceptable.

En todo caso, los argumentos de la libertad y autonomía en las decisiones, amén de la autodeterminación personal son los esgrimidos por los defensores de la técnica.

Partiendo de los cuatro principios de la bioética, a saber, beneficencia, no-maleficencia, autonomía y justicia, así como su más elemental base, que es el respeto a la dignidad de la persona, nos pueden surgir dudas ante la maternidad subrogada.

En este sentido, y simplificando o caricaturizando un posible ejemplo, nos podríamos encontrar con personas del mundo capitalista que buscan un “vientre de alquiler” para conseguir sus anhelos.

En esa situación, resultaría difícil justificar que se salvaguarda la dignidad de quien “presta” su útero en base a una posible transacción económica, socavando su autonomía y mucho menos dándose el principio de justicia.

No hablemos de posibles situaciones de abuso, dominación y explotación que puedan darse con quienes aceptan/asumen o son obligadas directa o indirectamente a la práctica, junto con otras implicaciones médicas y psicológicas en el contexto de generarse vínculos durante el embarazo que, posteriormente, se interrumpen abruptamente.

La solución

Huir de atavismos, populismos, buenismos, costumbrismos, clasismos, moralinas y otra sarta de argumentos de Perogrullo.

Es obvio que los avances de la medicina nos sitúan ante dilemas éticos que requieren de un gran y calmado debate en la sociedad por parte de diferentes agentes y estamentos sociales de cara a ver la idoneidad o no de aceptar la técnica, en primer lugar y, en caso afirmativo, determinar las situaciones en las que cabría darse en aras de garantizar el respeto a los derechos humanos.

Haciendo un guiño a la actualidad, lo que también es fundamental es tener en cuenta el bienestar y/o intereses del menor y, permitidme pensar, que la cosa se torna compleja de visualizar.

Es curioso como cuando se llega a la vejez el refranero popular oscila entre la chanza y el alabar la experiencia.

Sin embargo, desde el máximo respeto, pero con tanta o igual convicción, me quedaré con el simple y a la vez clarificador, a la vejez, viruelas.

 

 

Para preparar el PIR, CeDe dispone de diferentes modalidades de preparación.

CeDe, líder en la preparación del PIR, te ofrece sus CursosManuales y Aplicaciones para preparar el pir con éxito, como ya lo hicieron miles de alumnos en estos  22 años de preparación pir.

Solicitar más información

 

 

Chismorreo

Chismorreo

Por favor, que no salga de aquí… No se lo cuentes a nadie. No sé por qué te lo digo, pero no hables con otras personas. El chisme está entre nosotros y ha venido para quedarse. Conozcamos más acerca de este fenómeno social. Cotilleando Tirando de machismo, el cotilleo...

leer más
Dime como duermes y te diré quién eres

Dime como duermes y te diré quién eres

Nuestra personalidad tiene relación y/o influye en cómo dormimos. Tensión ocular, un músculo corrugador muy entrenado, piernas inquietas, pesadillas… Todo se plasma en nuestra personalidad o, ésta última, modula nuestros estados vinculados a Morfeo. Conozcamos más...

leer más
Redes Sociales, Pornografía e Infancia

Redes Sociales, Pornografía e Infancia

Cada vez accedemos antes a las redes sociales y, por supuesto, el contacto con la pornografía es más precoz. Pero, cómo afecta esto a la infancia y qué consecuencias tiene para el desarrollo social y de la personalidad de los menores. Conozcamos más acerca de esta...

leer más

Categorías

Síguenos en nuestras redes

También te podría interesar
Abrir chat
Hola 👋
Chatea con nosotros.